Leyenda sobre las Matrioshkas rusas

Adoro los cuentos y me encantan las leyendas por esa razón armé esta sección en mi Blog. Hoy mientras estaba escribiendo mi Relato Viajero sobre un “bodegón ruso“, que se encuentra en mi ciudad de Buenos Aires, me dí cuenta que no había compartido con ustedes una leyenda que conocimos en nuestro viaje a Rusia. En ella se cuenta el origen de las Matrioshkas (en ruso: Матрёшка /mʌˈtrʲoʂkə/) que como sabemos son las muñecas tradicionales rusas que están huecas en su interior para poder contener a otras Matrioshkas más pequeñas, una dentro de la otra, para conformar luego una sola. Ahora sí voy a reparar mi olvido … Matrioshka      Cuenta la leyenda sobre las Matrioshkas que…

Había una vez, hace mucho tiempo, un hombre llamado Serguei, de nacionalidad rusa, que se dedicaba a la carpintería. Era humilde y prodigioso. Él se ganaba la vida tallando con perfección objetos de madera únicos y especiales. Con sus manos creaba muebles, juguetes mágicos y hasta complejos instrumentos musicales. Todo lo creaba a partir de un simple pedazo de madera.

Pero para crearlos debía salir al bosque a buscar la madera sin importar si hacia mucho frío, nevaba o llovía, él tenía que ir sí o sí. Una mañana salió de su casa con la intención de conseguir esa madera pero notó que se transformaría en una tarea casi imposible. Había nevado mucho la noche anterior y sobre el suelo había una gran capa de nieve. Eso no lo desanimó y siguió su camino. Pero a medida que analizaba la madera que obtenía en su paseo se daba cuenta que estaba muy mojada y húmeda para poder trabajarla. La madera debía estar seca, muy seca.

Matrioshka

Ya vencido por el cansancio y sin haber obtenido su cometido decidió regresar a su casa pero a lo lejos, muy lejos, notó algo que le llamó la atención. Se acercó sigiloso a ese tronco que era enorme y que se encontraba tendido en la nieve, era el pedazo más grande y bonito de madera que había visto en toda su vida.  Lo cargó sobre sus hombros y se fue contento con el tesoro a su casa.

Pasó muchos días sin siquiera poder tocar ese trozo de bella madera. No tenía certeza de que podía crear con este perfecto madero. Se sentía inhibido y su intención era no arruinarlo. Pero una mañana se despertó con muchas ganas de transformar este tronco perfecto en una muñeca, sencillamente en una gran muñeca.

Tallar y darle forma a la muñeca le llevó tiempo. Lo hacía de manera delicada y con mucho amor. Tanto amor le puso a esta tarea que la muñeca que surgió 
de ese tronco, terminó siendo una belleza. Tan bonita era que decidió no venderla jamás. Se la quedaba para él. Y admirando a su muñeca decidió ponerle de nombre “Matrioshka”.

Esta muñeca fue su compañía silenciosa durante mucho tiempo. Todas la mañanas al levantarse la miraba y le dedicaba su saludo: “Buenos días, querida Matrioshka”.  Pero un día, grande fue su sorpresa, cuando luego de saludarla escuchó que la Matrioshka le respondió: “Buenos días Serguei”. Estaba absorto y feliz. Su muñeca le hablaba.
Matrioshka
Una de esas mañanas luego de saludarse Serguei observó que la muñeca no estaba de buen humor y le consultó a que se debía su tristeza. Matrioshka le dijo que estaba apenada porque ella observaba que la mayoría de los seres vivos tenían un hijo o una hija, los animales tenían sus cachorros, las plantas sus retoños y ella no tenía a nadie a quien cuidar. Serguei le dijo muy serio que si quería tener una pequeña muñeca él debería sacar la madera de su interior y eso podría ser doloroso para ella. Pero Matrioshka le contestó que “en la vida las cosas importantes requieren de grandes o pequeños sacrificios“. Luego de escucharla decidió comenzar con la tarea. Talló una réplica de Matrioshka casi exacta pero más pequeña. La bautizó con el nombre Trioska.  Pero lo mismo que le había pasado a Matrioska le pasaba a Trioska por eso tuvo que seguir tallando otra muñeca mucho más pequeña que Trioska para que pueda caber esta en su interior. La llamó Oska. El carpintero vio que esta situación no tendría fin porque Oska sintió lo mismo que su madre y su abuela (Matrioshka y Trioska). La madera para poder hacer esa tarea se estaba terminado y por esa razón decidió hacer un último muñeco que resultó ser pequeño, muy pequeño y lo bautizó con el nombre de “KA” pintándole bigotes, era hombre y no tendría el instinto maternal.
Pero lo triste en este cuento es que una mañana Serguei se levantó para saludar a sus muñecas pero descubrió que Matrioshka y toda su prole se habían marchado… para nunca más volver.
       ¡¡ Colorín, colorado… este cuento o leyenda se ha terminado !!
Matrioshka


Sobre la leyenda rusa de las Matrioshkas el poeta búlgaro 
Dimiter Inkiow escribió un hermoso cuento infantil y gracias a eso, esta historia no cayó en el olvido.  ¿O habrá sido al revés?


HISTORIA DE LAS MATRIOSHKAS
  

Matrioshka Las Matrioshkas tienen su origen real en Japón, aunque en Rusia ya existía la tradición de meter cosas dentro de otras. Por lo tanto, aunque nos sorprenda, su origen es japonés y no ruso. En algunos registros aparece la historia de un importante industrial ruso llamado Savva Mamontov que fue quien llevó a Rusia desde Japón muchas figuras de las Siete Divinidades de la Fortuna y que fue  el pintor Serguei Maliutin quien creó una versión rusa del juguete en su taller de artesanía popular en Serguiev Posad (Rusia). Pero otra historia cuenta que en diciembre del año 1896 en San Petersburgo se inauguró una exposición de arte japonés. Entre las exhibiciones había una muñeca que representaba a un sabio budista llamado Fukuruma ( también conocido como Babushka) que representa al dios Fukurokuju, uno de los Siete Dioses de la  Sabiduría, la Suerte y la Longevidad. Por eso el sabio tiene la imagen de un anciano calvo con un cuerpo de madera que podía dividirse por la cintura en dos mitades y dentro de él se guardan las imágenes del hombre cuando era más joven y barbudo y aún con cabello en la cabeza.

MatrioshkasEl muñeco fue llevado a Rusia desde la Isla de Honshu, por eso los japoneses afirman que ellos son los inventores de las muñecas anidadas o Matrioshkas. Ese primer conjunto de muñecas que muestra a Fukuruma como el origen de la Matrioshka está en el Museo Pedagógico Artístico de Juguetes (APMT) de Moscú.

La madera que se utiliza para hacer las Matrioshkas es, tradicionalmente, la madera de tilo como así también puede ser de abedul. Todas las muñecas de una misma Matrioshka deben salir del mismo tronco para que la madera tenga el mismo proceso de contracción y dilatación como así también los mismos nudos. Es una muñeca partida en dos mitades para poder abrir y cerrar y que pueda contener al resto de las Matrioshkas en su interior. Es desmontable. La figura más grande contiene en su interior versiones cada vez más pequeñas de sí misma. La primera que se talla es la más diminuta, es la única pieza entera y dará la medida a las sucesivas Matrioshkas. Los nombres Matryona y Matrioshka eran nombres comunes de Rusia por varias generaciones. Provienen de la raíz latina “madre de la madre“.

La Matrioshka es un símbolo de maternidad, fertilidad, riqueza, calor de hogar, amor y esperanza. Nuestra guía de turismo en Rusia nos dijo que la Matrioshka se asemeja a la personalidad de los rusos porque para conocerlos hay que ir quitando sus diferentes capas hasta llegar a su corazón, la Matrioshka es su gran símbolo.

Cuando la mirás te das cuenta que tiene una forma de “huevo” estilizado. Las Matrioshkas, en general, se realizan en número impar. Se sabe que una Matrioshka llegó a la suma total de 75 piezas. Los motivos con que se las pintan llevan detalles florales, jarrones, cestos y  siempre están vestidas con ropas tradicionales rusas.

Mirá los nombres que recibe la Matrioshka en diferentes idiomas… 

Alemán : Russische Puppe 
Francés : Russe Poupée 
Italiano : Matrioska o Matriosca
Ruso      :  Babushka o Matrjoschka o Matryoshka
 
En otras lenguas: Matrioska, Matrioshka, Babuschka, Matriochka, Matrochka, Matryoshka, Mamushka.


Te invito a que leas otros Relatos Viajeros sobre Rusia:
La Plaza Roja (Moscú)
Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada (San Petersburgo)

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/2018/02/22/leyenda-sobre-las-matrioshkas-rusas/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS

Anterior

Downtown de LOS ANGELES y su Funicular

Siguiente

Un Bodegón soviético en Buenos Aires.

9 Comentarios

  1. Teresa

    Formidable relato querida amiga!!! Que interesante, cuantos detalles que jamas hubiese imaginado! Te cuento que hasta mis padres participaron y disfrutaron de la lectura de tu relato (-:

  2. Ricardo Antiporovich

    Gracias Lilián, por compartir este hermoso relato.
    Matriona o Matrona era un nombre popular en Rusia, en homenaje a Matrona de Tesalónica, una mártir cristiana que vivió en el siglo III, luego declarada santa por la iglesia ortodoxa y es muy probable que de allí derive Matrioshka.
    En américa latina también se las llama mamushkas, quizá como contracción de las palabras mama (mamá en ruso) y babushka (en ruso abuela).

  3. Pilar y Paco (Turisteandoelmundo)

    Bonito relato el que haces. El cuento de Matrioska del Barco de Vapor lo he contado muchas veces por supuesto acompañado de unas matrioscas que compré en Moscú. Buen finde y abrazos.

    • Que lindo traerte ese recuerdo… A mi me encantó cuando me lo contó el guía. Por eso lo comparto y cuando me enteré del cuento casi me muero de la alegría.
      Beso grande para ustedes.

  4. AlvaroNYC

    Genial Relato, solo que me dejo pensando a donde se marcharon Matrioshka y su prole, y porque?
    Estuve en Moscow & St Petersburg y fue una experiencia majestuosa

    • Eso nunca lo sabremos… yo por lo menos no lo sé.
      Si… Moscú y San Petersburgo son lugares increíbles.
      Una maravillosa experiencia viajera.
      Gracias por pasar por mi blog.
      Saludos Viajeros.

  5. Patricia

    Lilian! gracias por este relato. Adoro las leyendas, fabulas y cuentos. Me encanta conocer la historia de cada pueblo o país. Yo las conocía como Mamushkas. Es lindo escuchar y conocer las distintas leyendas sobre un mismo tema, son unas mas lindas que otras!. Besos

Deja un comentario

Desarrolado por Empire Web & Para Lilián Viajera