Leyenda de los Templos de Khajuraho

Leyenda sobre los Templos de Khajuraho

Leyenda sobre los Templos de Khajuraho

En general, como vamos descubriendo a través de algunas de las Leyendas  casi todos los relatos de la historia, sobre todo de la historia antigua, están rodeados de un halo de misterio. Tal vez se deba a que, en un comienzo, la historia o el conocimiento se transmitía de generación en generación “de boca en boca” y había que lograr que esos relatos sean fascinantes para que queden grabados en la memoria de aquel que la escuchaba y que, además, la alimentaba luego con su propia imaginación. India, claro está, no puede ser la excepción y cuenta con muchas leyendas en su haber, obviamente, los Templos de Khajuraho tienen la suya.  

Respecto de esta leyenda dicen que la misma ya se daba a conocer en la corte medieval de la India por el poeta hindú Chand Bardai, compositor entre otras cosas del Prithviraj Raso que es un poema épico sobre la vida de la Chahamana, rey Prithviraj Chauhan (1149–1192, rey Rajput de la dinastía Chauhan) quien gobernó los reinos de Ajmer y Delhi en el norte de la India durante la mitad última del siglo XII.

Leyenda del Templo de Khajuraho

La historia o leyenda sobre el porqué de la existencia de los Templos de Khajuraho es la que te transcribo aquí:

                  LEYENDA SOBRE LOS TEMPLOS DE KHAJURAHO

“Había una vez una mujer muy bonita cuya belleza hipnotizaba al mundo entero, su nombre era Hemavati,  hija de Hemraj, el sacerdote real de Kashi (Varanasi). Ella tenía tan solo 16 años.

Un noche Hemavati estaba tomando un baño en un estanque llamado “Rati-Talab” y mientras  estaba nadando en el agua  el dios-luna Chandrama la vió y quedó deslumbrado frente a tanta perfección. Quedó tan fascinado que no resistió la tentación y decidió descender a la tierra para conocerla en persona. Ambos se enamoraron al instante y fue así  que esa noche consumaron su amor con mucha pasión. 

Pero luego de esto Hemavati se dió cuenta que el dios-luna partiría de la tierra abandonándola y se enojó, de tal manera, que empezó a maldecir a Chandrama. El dios-luna percibió que el enojo que había ocasionado en Hemavati era enorme y quiso consolarla. Le dijo que de esta unión feliz que habían mantenido nacería un rey cuya fama y valor seria reconocida en el mundo entero. Pero esto no conformó a la doncella porque percibió que su reputación y su buen nombre habían sido mancillados y, por lo tanto, seria muy desgraciada en su vida. El dios-luna le reiteró que su futuro hijo seria un gran rey, que construiría templos magníficos rodeados por lagos y bellos jardines. Además luego de varios triunfos guerreros realizaría un “bhandya yagyan” (ceremonia religiosa) para borrar la culpa y la estigma social que ella ahora sentía.  

Chandrama le dió instrucciones precisas a Hemavati diciéndole que “debía partir hacia el oeste, hasta los bosques de khajurs“, lejos de Benares y que en este lugar por fin nacería su hijo, cerca del río Karanavati.

El niño nacido fue llamado Chandravarman, resultó ser brillante, valiente y fuerte como su padre Chandrama lo había anunciado.

Chandravarman desde muy joven fue ganando muchas batallas y se convirtió en un gobernante poderoso de Mahoba, extendió su territorio y construyó una fortaleza en Kalinjara. Luego de una importante batalla ganada al gobernante Gahadwara de Kashi este territorio pasó a formar parte de su reinado Chandela. Después de obtenido este triunfo Chandravarman pudo realizar la ceremonia religiosa “bhandya yagyan” para que su madre quede liberada de la estigma social y de la culpa que había ocasionado el encuentro sexual con Chandrama, su padre celestial.

Y, por fin, luego de realizada la ceremonia pudo concretar el deseo de su madre al ordenar el inicio de la construcción de 85 templos en Khajuraho, su gran ejecutor fue Vishvakarma.”

Esta leyenda sobre los Templos de Khajuraho que aquí te he contado es una de las tantas leyendas que existen relatando el origen de estos maravillosos templos, perfectas obras de arte que hoy, a pesar de los años transcurridos desde su origen, siguen en pié para que podamos seguir disfrutándolos.

Fuente: Rajaram Panda / Mittal Publishing

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/2016/12/05/leyenda-sobre-los-templos-de-khajuraho/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS

Anterior

Templos de Khajuraho, mucho más que el Kamasutra.

Siguiente

Fiambalá, cuidado con la explotación minera.

3 Comentarios

  1. Silvia

    Disfruto al leer estas leyendas. Gracias por darlas a conocer.
    Saludos.

    • patricia

      Lilian! me encantan las leyendas!.
      Casualmente ahora estoy leyendo un libro sobre mitos y leyendas de Grecia.
      Adoro estos relatos! ahora sigo leyendo los otros!
      Gracias!

      • Me alegra Patricia que te gusten…
        A mi me fascinan, por eso de cada lugar que voy, si el tiempo me lo permite, escribo alguna de ellas en el Blog.
        Gracias por visitar mi Blog.
        Saludos Viajeros.

Deja un comentario

Desarrolado por Empire Web & Para Lilián Viajera