Carlos Keen

Carlos Keen, un pueblo turístico de Buenos Aires.

Carlos Keen es un pueblo, pequeño y acogedor, de la provincia de Buenos Aires, de mi Argentina. Es uno de los llamados “Pueblos Turísticos de Buenos Aires” porque es un pueblo histórico. Fue a través del Decreto Presidencial Nro. 513/2007 que se lo declaró “Bien de Interés Histórico Nacional” debido al valor de un sector de su traza urbana. Así de simple.

Carlos Keen

Este reconocimiento de la Nación Argentina está muy bien merecido porque Carlos Keen es un pueblo que aún mantiene sus características originales desde su fundación: el 12 de agosto de 1881. Está ubicado tan solo a 83 km. de la ciudad de Buenos Aires y se puede llegar a él tomando la Autopista llamada “Acceso Oeste”, Ruta 7, con destino a Luján. 

Carlos Keen

Carlos Keen
Una vez que pasás el ingreso a la ciudad de Luján deberás tomar la salida que aparece en el km 72 de esta misma autopista para empezar a transitar una ruta de, aproximadamente, 10 km que te llevará entre curvas y badenes directamente a Carlos Keen.

Carlos Keen
Ni bien tomás este acceso a Carlos Keen empezarás a disfrutar de algunas de esas excelentes vistas que siempre te regala el campo.


En un momento del trayecto verás el cartel que te indica que estás en el camino correcto, llegando al pueblo.

 

Carlos Keen, como ya te mencioné, es pequeño y solo posee unas 8 ó un poco más de cuadras de largo por 4 ó más cuadras de ancho, cada cuadra tiene 100 metros. Allí viven, en la actualidad, aproximadamente unos 510 habitantes.  Si mirás este mapa te darás cuenta de lo que te estoy contando.

Carlos Keen

Si visitás Carlos Keen, de lunes a viernes, tendrás la sensación de que allí no vive nadie. La mayoría de los negocios se encuentran cerrados y no verás gente andando por sus calles. Lo percibirás como un pueblo sin vida. Por eso te recomiendo visitarlo durante el fin de semana y si es un día domingo, mejor aún, porque es el día de mayor actividad en el pueblo.

Carlos Keen

Al entrar a Carlos Keen lo que llamará tu atención será la histórica estación de ferrocarril, porque directamente te chocarás con ella. La estación “Carlos Keen” pertenecía al ramal ferroviario que unía las localidades de Luján y Pergamino. Este ramal se empezó a construir en el año 1875, hace ya tiempo y a lo lejos. Y recién en el año 1880, entre las localidades de Luján y Azcuénaga, se estableció la estación de Carlos Keen en donde se instaló parte de la población de Rocha. Durante el tiempo que funcionó el ferrocarril, el pueblo de Carlos Keen tuvo su época de oro.

Carlos Keen

Carlos Keen

Casas señoriales, hoy abandonadas pero que se mantienen en pie, hablan, manifiestan a viva voz y dan cuenta que Carlos Keen tuvo su mejor momento cuando, por allí, se escuchaba el sonido del tren.

Carlos Keen

En ese tiempo existían muchos almacenes de ramos generales, tiendas, zapaterías, ferreterías, negocios de máquinas e instrumentos agrícolas, sastrerías, corralones, cocherías y caballerizos para alquilar.  Existían tres clubes y lo que es más importante y da realmente idea de la trascendencia que tenía Carlos Keen en la zona es que allí había una sede del Registro Civil y un Juez de Paz.

Carlos Keen

En mi país, Argentina, el cierre de varios ramales ferroviarios ocasionaron que los pueblos por donde pasaban los trenes se fueran muriendo de a poco. Según el censo del año 1895 en Carlos Keen se registraron 560 habitantes y en la década del ´30 su población ya ascendía a 2.292 personas. Este crecimiento se debió a la actividad agropecuaria de la zona y a la estación ferroviaria como centro de acopio y despacho de la producción. El tren trajo sus beneficios y luego, con su ausencia, la decadencia.

Carlos Keen
Carlos Keen fue uno de esos pueblos de mi Argentina que sufrieron en carne propia la desaparición del ferrocarril pero, hoy, a pesar de esto el querido pueblo no quiere morir y sigue diciendo ¡presente! tratando de rescatar parte de su historia.

Carlos Keen
Mi consejo para cuando llegues al pueblo es que dejes el auto bien estacionado y que empieces a caminar. Cuando recorrés Carlos Keen descubrís que aún posee lugares maravillosos como su gran “Granero”, que era el viejo galpón del ferrocarril, que data del año 1881. Es un lugar donde, en la actualidad, podes disfrutar de variadas muestras de arte y actividades culturales que te invitan a conocerlo.

Carlos Keen

Carlos Keen
Otro lugar es el edificio de la Estación, casi pegado al Granero, se levanta imponente en medio de la gran plaza, es una construcción que, para su época, debe haber sido más que importante y que aún hoy se mantiene casi intacto. En su frente y en la parte de atrás del mismo, durante los fines de semana, se colocan varios puestos de artesanos en donde la gente del lugar vende diferentes artículos regionales como, por ejemplo, dulces, miel, artículos de cuero y en madera, tortas caseras…

Carlos Keen

Carlos Keen

Un lugar especial del pueblo es la Capilla San Carlos Borromeo, construida en el año 1906, que no te pasará desapercibida. Sus paredes de ladrillo a la vista la hacen particular. Todos los días 4 de noviembre se festeja el día San Carlos Borromeo que es el Santo Patrono de Carlos Keen.

Carlos Keen

Carlos Keen

Carlos Keen

En el pueblo aún está la vieja Estafeta Postal, conocida también con el nombre de “Jardín de Noidée” desde donde hace un tiempo Noidée, su propietaria, atendía allí su “Casa de Té”. A ella hoy, si tenés suerte, la podrás encontrar entre esas paredes y, si te animás, le podés pedir que te hable un poco sobre su querido pueblo Carlos Keen. 

Carlos Keen

Al caminar dando vueltas por el pueblo podrás ver un típico paisaje rural pampeano.

Carlos Keen

Y es genial ver a las personas andando a caballo por ahí sin ningún problema.

Carlos Keen

Carlos Keen

Carlos Keen

Carlos Keen

Encontrarás en Carlos Keen varios restaurantes, casi todos ubicados alrededor de la gran plaza, donde el asado obviamente no falta. Ellos son una buena excusa para comer al sol.

Carlos Keen

Carlos Keen

Carlos Keen

Hay otro restaurante que lo ves ni bien ingresas a Carlos Keen, está en la primera esquina de la izquierda, es el “Restaurante 1907”. Es una de las casas más antiguas del pueblo (Teléfono: (011) 495066 / (02323) 15 672115). Tengan en cuenta que abren, en general, los viernes y sábados por la noche, sábados, domingos y los días feriados al mediodía. 

Carlos Keen

Carlos Keen

Y si no te convenció ninguno de todos los restaurantes que encontraste paseando por el pueblo y, a su vez, te gustaría hacer un acto solidario te recomiendo pasar por la “Fundación Camino Abierto”. Esta fundación lleva adelante la tarea de dar hogar, educación y capacitación a niños y adolescentes (hasta los 21 años). Los ingresos para mantener su estructura lo obtienen a través del restaurante “Los Girasoles”. Con su huerta orgánica y su cría de animales de granja todos los fines de semana ofrecen en el restaurante la comida que ellos mismos elaboran y que fueron platos elaborados bajo el asesoramiento de grandes chefs.  Y, si no querés ir a comer allí o no pudiste reservar, los podés ayudar adquiriendo dulces, miel, conservas, embutidos y licores que ellos mismos producen y venden.  Para hacer la reserva llamar al Teléfono: 02323 – 495041  / Mail: info@caminoabierto.org.ar

Carlos Keen

Descubrirás en el recorrido la Escuela Nro. 4, un edificio hoy recuperado que data del año 1888. También, casi enfrente, podrás ver la biblioteca de Carlos Keen conocida como la “Biblioteca Popular La Casa del Correo” porque esa era la antigua sede del Correo Postal. Ambas son las clásicas casas de finales del siglo XIX que por allí aún perduran. 

Carlos Keen

Carlos Keen

Y mientras escribo este Relato Viajero sobre Carlos Keen, sigo pensando en ese tren ausente, en esas vías vacías, abandonadas, en esas señales ya inutilizadas que ya no pueden indicar nada. En las enredaderas que he visto que, sin intención, tapan la puerta de una de las casas más antiguas de Carlos Keen (año 1881), impidiendo el paso de los visitantes…

Carlos Keen

Carlos Keen

Carlos Keen

Pero todo tiene una doble cara. Carlos Keen, no se queda atrás y tiene otros proyectos relativamente nuevos. Por ejemplo este lugar que se llama “Mirando al Sur”.  Allí se dedican a la producción de hongos y miel. Y si la visitás podrás aprender sobre la  producción de girgolas, una variedad de hongos, con solo asistir a una visita guiada que te sorprenderá. Te doy su teléfono para que puedas confirmar las mismas (02323) 495057, esto lo hago porque los horarios pueden variar.

Carlos Keen

Carlos Keen

Carlos KeenTambién en Carlos Keen continua en actividad, desde el año 1958, una fábrica de “fideos secos” llamada “San Carlos 308”. Estos fideos te garantizo que son magníficos. Si tenés posibilidad te recomiendo comprar un par de paquetes para llevar a tu casa, seguro que los conseguís en algunos de los almacenes del pueblo.

Carlos Keen

Carlos Keen

Alrededor de la gran plaza asomaron negocios pintorescos que recién abren sus puertas. Por ejemplo un lugar en donde venden cosas para la casa realmente simpáticas y originales.


Y también se inauguró una pequeña casa de té llamada “Cinco Sentidos” para que puedas sentarte 5 minutos y tomar un rico café o unos excelentes  licuados.


Ya vamos llegando al final de este paseo pero antes quiero hacerte una confesión contándote que mi rincón favorito de Carlos Keen está dentro de en una casa muy especial. Porque en este gran pueblo tienen su refugio, para escapar del ruido de la gran ciudad, dos personas de mi Familia: mis queridos tíos.  Sentimos que Carlos Keen, tanto a Alfredo como a mi, es un lugar que tiene la capacidad de iluminarnos y nos da paz. Por eso cada vez que los tíos nos invitan a pasar por allá para nosotros es una ¡fiesta!.

Carlos Keen

Antes de poner punto final a este Relato Viajero quiero darte un regalo, es una pequeña muestra de lo que podrás vivir mientras caminas por Carlos Keen. Solo te pido un favor,  antes de ver este video subí el volumen, cerrá tus ojos y escuchá:

Carlos Keen

Cuando estés por Carlos Keen no te olvides que estás en un pueblo turístico donde  la tranquilidad y el relax son la norma. Un consejo: tal como dice uno de los carteles que verás en el camino antes de llegar, dejá tu apuro atrás, te aseguro que de esa manera podrás disfrutar de este lugar!

Carlos Keen

Datos curiosos sobre Carlos Keen

  • El nombre del pueblo es el del doctor Carlos Keen, quien era abogado y periodista. Nacido en Las Flores, provincia de Buenos Aires en el año 1840. Participó con el grado de teniente coronel en la Guerra de la Triple Alianza. Fue gravemente herido en la batalla de Pehuajó. Murió en la epidemia de fiebre amarilla en Buenos Aires en el año 1871. Y este es el dato curioso, el Dr. Keen nunca conoció el pueblo que lleva su nombre, nunca lo habitó ni tuvo que ver con su creación. Pero, según dicen, los terrenos en donde se asentó el ferrocarril le pertenecían a él por haberlos recibido en herencia.
  • Esta zona fue parte del camino en la época de la colonia por  donde pasaban carretas, carros, mensajeros. En su recorrido se encontraban las postas para abastecerse de caballos frescos, alimentos y encontrar descanso.
  • También, cuentan que por aquí pasó el Virrey Sobremonte huyendo con el oro de la Corona en la época que los ingleses invadieron Buenos Aires, año 1806.
  • Hubo factores sociales y económicos que hicieron mermar la cantidad de habitantes e influyó en que parte de sus pobladores dejaran el pueblo, por ejemplo, a) En Flandria, una localidad cercana, demandaba mano de obra para trabajar en una algodonera, y muchos se radicaron allí, b) la clausura del ramal del ferrocarril durante los años ’70 y c) el cambio de traza de la Ruta Nº 7 que dejó de lado al pueblo, casi abandonado.
  • Carlos Keen está muy cerquita de Villa Ruiz, que es otro pueblo rural. Por lo tanto si vas a visitarlo, tal vez, te animes a llegar hasta Villa Ruíz que forma parte del Camino Real, era la ruta que enlazaba el Puerto de Buenos Aires con el Alto Perú (actual Bolivia), hasta la Ciudad de Lima durante los tiempos del Virreinato del Perú y del Vireinato del Río de la Plata.  No tiene tanta actividad como Carlos Keen pero es pintoresca su estación de tren.

Ahora sí debemos partir de Carlos Keen  diciéndole:
¡Hasta la Vuelta!

Carlos Keen


Todo lo que te conté en este post está basado en mi propia experiencia y por haberlo escrito no he recibido ningún tipo de compensación (económica o no), además, no tengo conexión material con la marca, producto o servicio que te he mencionado, obviamente no respondo por la empresa. Mi opinión es independiente, solo quise compartir con vos lo que he conocido.

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/2017/01/18/carlos-keen-un-pueblo-de-buenos-aires/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS

Anterior

Hotel New Otani de Tokyo, Japón

Siguiente

En Varanasi conocí el Ganges, un lugar sagrado de la India

11 Comentarios

  1. MARIA

    Este fin de semana me organizaré para visitar Carlos Keen.
    Gracias por mostrarnos estos lugares de Buenos Aires tan amigables.

  2. jordi (milviatges)

    Esta lindo que nos hables de estos pueblecitos, porque los europeos que nos desplazamos a Argentina no damos abasto y nos solemos conformar con los highlights del país, que son muchos y que están muy separados.
    Jamás había oído a hablar de Carlos Keen. Ahora ya se algo más!
    Un beso Lilián.

    • Gracias Jordi por darme tu opinión sobre este post.
      Como dices es difícil conocer todo mi país, pero este lugar, tan cerca de la ciudad vale la pena.
      La próxima vez que estén por aquí me avisas y los llevaremos encantados a conocer este pueblo. Les gustará.
      Saludos Viajeros.

  3. Kris

    En España también pasó eso que nos cuentas, que al cambiar la ruta de alguna línea férrea los pueblos poco a poco fueron quedando sin su población, incluso ha pasado con algunas localidades que antes cruzaban importantes carreteras y que luego quedaron apartadas de esa ruta.
    Al ver la fotos me Carlos Keen me ha recordado a esos pueblos que salen en las películas de oeste, con un puñado de casas, su aislada estación de tren, su vida sumida en una especie de letargo… que en este caso parece acabar los fines de semana con la llegada de los turistas.
    Por cierto, seguro que al doctor Keen le hubiera hecho feliz saber que había un lugar en el mundo que llevaba su nombre.
    Un abrazo grande.

  4. GranPumuki

    Gracias porque con este artículo me has acercado mas a este pequeño pueblo y su historia. Me gusta cuando la lectura me ayuda a viajar y conocer un sitio que probablemente no tendré oportunidad de conocer por su distancia desde mi Madrid… aunque nunca se sabe 🙂

  5. GABRIELA GHIANNI

    Hermoso relato,,, me viene excelente ya que hare una visita guiada por este tan lindo lugar Gracias !!

    • Gracias Gabriela por apreciar este Relato Viajero sobre un lugar de mi querido país. Me alegra que te sea útil.
      Luego me cuentas de tu experiencia en Carlos Keen. Un lugar que tiene encanto!
      Saludos Viajeros para vos.

  6. Fernando scopp

    Hola Lilian, encantador relato de un pueblito, me parece un lugar ideal para compartir en familia, mi pregunta es si estará desbordado ir el día de la madre, el próximo 15 de octubre, pensando en almorzar en un lindo lugar y pasar el día, abra que reservar o poder ir directo?, muchas gracias de antemano, saludos!

    • Fernando, buenos días.
      Justo ayer estuve en Carlos Keen. Yo no vivo allí, ni voy todo el tiempo para fechas importantes. Pero te recomiendo que si decidís ir hagas una reserva en algún restaurante.
      Ayer conocí uno nuevo, no sé como es su comida porque no la probé. Pero si puedo decirte que podés disfrutar de un almuerzo e incluido en el precio lo que me sorprendió es que está la merienda. Fíjate en la web es el restaurante de campo Vieja Alameda (Estancia). Yo me acerqué allí porque me enteré que alquilaban habitaciones porque siempre estoy pensando en una escapada!!!!
      Que disfrutes de Carlos Keen!!!!
      Saludos Viajeros.

Deja un comentario

Desarrolado por Empire Web & Para Lilián Viajera