Cúpula del Parlamento Alemán. Bundestag

Berlín es una ciudad con historia y esta es la razón, para mi, que la hace especial. Pero, a su vez, también cuenta con algunos lugares que sorprenden al viajero. Es el caso, por ejemplo, del Reichstag, el edificio en donde se encuentra el Parlamento Alemán que es el órgano federal supremo legislativo de la República Federal de Alemania que representa la voluntad del pueblo, decide las leyes federales y elige al Canciller de Alemania y además, controla el trabajo del gobierno. Este edificio es imponente y posee un aspecto extraordinariamente bello. Pero la Cúpula del Parlamento Alemán Bundestag, es lo que más llama la atención y obviamente, invita a conocerla.Cúpula del Parlamento Alemán. BundstagAntes de viajar  debimos hacer una reserva para poder visitarla porque sin ella no podríamos entrar. Para eso desde la computadora de casa ingresamos a la página web del Parlamento para obtener el permiso de visita al Bundestag, a su importante Domo. Hacerlo no fue tarea sencilla para mi y me llevé un susto. Había hecho la reserva equivocada indicando en mi solicitud que quería realizar el tour en español (Guide Tour) y a los días recibí un correo que me informaba que eso no seria posible. Me pareció raro e intuí que me había equivocado y gestioné otra vez la solicitud. Aunque la misma web te va guiando no tenés que confundirte como lo hice yo. Esta nota, que a continuación te muestro, es la que recibí vía mail confirmando que Alfredo y yo estábamos autorizados para conocer esta maravilla arquitectónica. La visita estaba prevista para el 28 de mayo del 2017 a las 20:15 hs., y allí estuvimos, tal como lo habían solicitado, un rato antes.
Parlamento Alemán BundestagConocer un lugar tan especial, emociona. Llegamos con mucho tiempo de adelanto y pudimos caminar por el parque que lo circunda, que para mi, resultó ser una maravilla. Luego nos pusimos en la fila para ingresar y esto siempre resulta un poco tedioso porque era muy larga.
Parlamento Alemán Bundestag
Primero, en esa puerta, te piden que muestres la nota que recibiste, verifican tus nombres y luego te hacen pasar a otro salón donde tendrás que presentar tu documento y pasar por un control. Luego hay que formar otra fila para pasar “en grupos” hasta la explanada del Parlamento.
Cúpula del Parlamento Alemán. BundstagPararte en las escalinatas de este edificio majestuoso es algo solemne, estábamos ante un símbolo importante de Alemania donde la tradición y la modernidad se hacen presentes.
Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag
Ingresamos al edificio y el nivel de seguridad y vigilancia nos llamó la atención. No es para menos. Junto al resto del grupo subimos a un ascensor y vimos, frente a nosotros, un mostrador en donde podés solicitar, si querés, una “audioguía”. Nosotros no la pedimos porque así se haría muy larga la visita. Atravesamos unas puertas y aparecimos en una terraza impresionante y allí, por fin, ante nosotros apareció la tan preciada Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag.
Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag
Habíamos elegido visitarla a esta hora, recuerden que era verano, para poder recrearnos con las vistas de la ciudad de Berlín. Queríamos que tuviesen algunos rayos de luz y luego poder ver su atardecer. Estuvimos contentos con la elección. Fue fabuloso.
Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag
Por fin, y luego de estar un largo rato en la terraza, nos fuimos a visitar por dentro a la gran Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag. Queríamos descubrir la sensación de estar allí dentro de sus entrañas, dentro de esta joya arquitectónica.
Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag
Al ingresar notarás que el espacio es amplio y, al levantar la cabeza, se te hará todo mucho más imponente. Los espejos, el vidrio y el acero son los reyes del lugar. Pero, sobre todo, deslumbra ver las rampas opuestas que conducen a la plataforma de observación (una para el ascenso y otra para el descenso). Descubrir que la gente no se cruza en el camino al subir o al bajar por las rampas me pareció estético y prolijo. Es una obra maestra de ingeniería.
Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag
Cúpula del Parlamento Alemán, BundestagNos fascinó jugar, confieso que durante un buen rato, con los espejos del gran embudo que hay en su interior. Intentamos sacarnos un par de fotos pero nos resultó casi imposible. Este embudo posee una cantidad impresionante de espejos que ayudan a que la luz pueda ser desviada al interior del recinto y lo hace a través de 30 filas de espejos que tiene cada uno de los 12 niveles, lo que conforman un total de 360 ​​espejos individuales. 
De esta forma puede reflejar la luz del sol e iluminar toda la sala del parlamento y de noche, es al revés, la luz de la sala del parlamento se refleja en ellos iluminando toda la cúpula. Lo llamativo es que estos espejos además se van moviendo con el fin de evitar la luz solar directa. Increíble,  ¿no? 

Cúpula del Parlamento Alemán. BundstagHay algunos datos que me sorprenden como, por ejemplo, saber que la Cúpula del Parlamento Alemán, el Bundstang posee casi ¡¡¡800 toneladas de acero!!!
Y si te animás a subir hasta el final de la rampa llegarás a una pequeña terraza desde donde las vistas de Berlín pueden ser aún mucho mejor que desde la terraza de ingreso.
Cúpula del Parlamento Alemán. Bundstag
Pero lo increíble es que, a través de ese gran agujero, podrás ver el cielo de Berlín. El creador de esta maravilla que estábamos recorriendo fue el arquitecto británico Sir Norman Foster quien en los años ´90 tuvo la tarea de remodelar el edificio y crear, especialmente, la gran cúpula que el Parlamento Alemán había perdido durante la Segunda Guerra Mundial. Pero sobre todo, lo interesante es haber podido crear este lugar para que la gente, el pueblo común y los visitantes extranjeros, puedan ver el trabajo y el lugar de los parlamentarios.
Cúpula del Parlamento Alemán. BundstagCúpula del Parlamento Alemán Bundestag
El arquitecto Norman Foster, al crear esta Cúpula del Parlamento Alemán , pretendió reconstruir la estructura original que había sido demolida en el año 1954. Inexplicablemente, había sido totalmente destruida quedando solo de pié las paredes del Reichstag.
Cúpula del Parlamento Alemán Bundestag
Se dice que la intención de Foster era poder lograr, a través de su obra, que todo el accionar del parlamento sea transparente para el pueblo. Esta intención la percibís al ver, mientras vas subiendo por las rampas, y podés apreciar la Sala de los Parlamentarios. Mientras observaba esto, pensaba en el filósofo francés Michel Foucault y su panóptico (es una construcción cuyo diseño hace que se pueda observar la totalidad de su superficie interior desde un único punto y facilita el control de quienes se hallan dentro del edificio). Todo tiene que ver con todo, ¿no?
Cúpula del Parlamento Alemán BundestagMe encantó saber que los políticos y sus representados pueden tener contacto directo al entrar al edificio Reichstag porque todos, ya sean público o parlamentarios, deben ingresar por la misma puerta. Antes de salir de la Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag nos llamó la atención tener, de manera tan accesible, la Sala del Parlamento. Si hubiese querido podría haber apoyado mi nariz sobre ese vidrio (como decimos los porteños: mi “ñata” contra el vidrio)
Cúpula del Parlamento Alemán Bundestag Y antes de finalizar este Relato Viajero quiero compartir con vos el “sonido” que aquí adentro de la Cúpula encontré. Espero que puedas escuchar el video y ojalá que pueda transmitirte la sensación que sentí al estar allí.

DATOS CURIOSOS

  • Cerca de 3.000 metros cuadrados de vidrio hay en la Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag. El acristalamiento se compone de 17 filas superpuestas de placas de vidrio de 24 mm de espesor cada una con 24 discos (5,10 x 1,70 m). 
  • La Altura del Dome es de: 23,5 metros de la azotea, con una altura total desde la calle de 47 metros.
  • ¿Sabías que el Reichstag estuvo una vez “empaquetado”?  Antes de empezar las obras de remodelación se hubo un hecho que lo hizo más conocido a este edificio.  El artista de origen búlgaro Christo y su esposa Jeanne-Claude Guillebon tenían un proyecto que habían bautizado como “Reichstag empaquetado”.  Y luego del que el Parlamento lo aprobara lo pudieron llevar a cabo desde el día 24 de junio al 7 de julio de 1995. El edificio estuvo completamente cubierto por miles de metros cuadrados de una tela plateada ignífuga y atado con resistentes cuerdas de polipropileno azul de 3,2 cm de diámetro. Esas dos semanas, el Reichstag fue visitado por unos 5 millones de espectadores.
  • Fuente: Blog Arquitectura Espectacular

MI RECOMENDACIÓN
Si vas a Berlín no dejes de visitar
la Cúpula del Parlamento Alemán, Bundestag.

Nos vemos en el próximo Relato Viajero.
Gracias por pasar por aquí.

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/2017/07/08/cupula-del-parlamento-aleman-bundestag/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS

Anterior

Perder un vuelo. Primera vez.

Siguiente

La Plaza Roja de Moscú, arte e historia

10 Comentarios

  1. jordi (milviatges)

    Cada vez ponen más dificultad para visitarlo, porque cuando subó yo, no hace tantos años, había suficiente con acercarte hasta allí y hacer la cola. Sin embargo, la última vez, hace 3ños, iba confiado y me encoentré que no pude entrar porque ya era necesario reservar.
    Supongo que son medidas necesarias. La verdad es que la subida merece mucho la pena. Al menos, a mi me gustó mucho.

  2. Luisa

    Muy interesante tu entrada.
    Y es lógico que, como está el mundo de complicado, soliciten una autorización previa para el ingreso. Pero por lo que transmites en tu blog hacer este trámite valió la pena.
    Muy Buenas tus fotos.
    Saludos.

  3. Carmen ViajesyRutas

    Yo cuando fuí hace un par de años tuve la mala suerte de visitarla el dia de limpieza y tuvimos que conformarnos con verla desde fuera. Una pena. Y la vez anterior que estuve, cuando todavía estaba el muro, ni siquiera existía…
    Es una preciosidad pero no tengo claro si pega demasiado con el resto del edificio, quizás sea demasiado moderna.
    Un abrazo
    Carmen

  4. Netikerty

    Que bonito post sobre el Bundestag y que recuerdos me has traido. Muy completo y con mucha información y te confieso que cuando yo estuve también pase un rato largo jugando con los espejos del embudo!! Jeje

  5. Pilar Paco Viajeros

    Muy cargado de sensaciones este post y eso nos gusta. Cuando nosotros visitamos el lugar tan sólo había que hacer cola para poder entrar y en algunas horas eran bastante largas. Como curiosidad de tan bella cúpula, el arquitecto español Calatrava acusó a Foster de plagio y creo que llegaron a los tribunales. Besos muchos Lilián

    • Gracias Pilar y Paco por el comentario. Me hacen sonrojar.
      No sabía lo de Calatrava… me sorprendieron con este dato, ups!!!
      Muchas Gracias por compartirlo.
      Abrazo grande para ustedes.

  6. Teresa

    Impresionante!! Que lugar tan majestuoso! Tu relato es una guía muy valiosa para los que no lo hemos visitado aún. Como siempre, muchas gracias por compartir tan hermosa experiencia con todos (-:

    • Gracias Teresa y Roberto por pasar por mi Blog y aceptar compartir mi experiencia. Me alegra saber que les gustó este Relato Viajero.
      Ojalá que pronto, muy pronto, recorran este lugar y mientras lo hacen se acuerden de vuestra amiga Lilián Viajera.
      Un gran abrazo para ustedes.

  7. Paco Martínez

    Sí a la transparencia y cercanía entre los poderes y el pueblo. Me encantó saber de la única puerta para ambos, al fin y al cabo, la ñata, es la misma en unos y en otros. Lo trasmitiste todo muy bien, de forma limpia y diáfana, como el espacio mismo. Cuando yo estuve en Berlín, con mi coche, mi amigo y nuestro mapa de carreteras, ésto no existía.

    • Pues Paco, cuando estés otra vez por allí… pasa!! Sé que te encantará!!!
      Todo cambia muy rápido en algunas ciudades y Berlín en eso se las trae.
      Un cariño grande para vos y gracias amigo por pasar por mi Blog.
      Abrazo enorme.

Deja un comentario

Desarrolado por Empire Web & Para Lilián Viajera