Por fin estábamos en Tokio!!!  Una de las cosas “freaky” que queríamos hacer en esta ciudad era conocer este restaurante “especial”, digo especial porque de restaurante no tiene nada, aunque se lo venda o se lo promocione de esta manera,  es su show casi de cabaret y con todos los muñecos lo que interesa!

Antes de iniciar el viaje a Japón lo habíamos oído nombrar, estaba catalogado como uno de esos restaurantes “originales” de Tokio. Averiguamos por internet, buscamos opiniones y por fin.. nos organizamos para poder ir. Habíamos destinado una noche para ir a conocerlo!

Nuestra intención cuando viajamos es tratar de hacer o de conocer todo aquello que a la gente del lugar le gusta. También sabíamos que este lugar era bien turístico… porque los comentarios eran: “Si vas a Tokio, tenés que ir”!

Sabíamos que en cualquier hotel de Tokyo que estuviésemos existía la posibilidad de conseguir un voucher 2×1 para la entrada y así fue, lo conseguimos. La entrada para cada uno con la comida incluida era de 8.000 yen, calculado en dólares serian unos u$s 80 por cada ticket.

Llegó esa noche y con el voucher de descuento en mano, previa reserva que nos tramitaron desde el Hotel, nos dirigimos a ese famoso lugar. Como hay varios horarios del show, tres por día, nosotros elegimos el horario de las 20.30 hs.

Desde el hotel tomamos el metro y así llegamos al barrio Kabukicho o también conocido como el barrio rojo de Tokio…

Cuando llegamos la zona nos resultó muy animada, con muchos restaurantes y una de sus calles peatonales poblada por jóvenes japoneses que daban un toque especial con su bullicio. Estas calles las habíamos conocido de día… pero de noche valen mucho más la pena!!!

 

Al Shinjuku Robot Restaurant  llegamos media hora antes de que empezará el show, tal como sugieren desde su página web. Ya en la puerta nos sorprendieron 2 robots… 

Y sentí que todo me seria demasiado extraño… 

 Ya estábamos ahí…no sabíamos que nos deparaba la noche, si nos gustaría o no… si valía la pena… todas estas dudas nos atacaron en el umbral… pero  fuimos valientes y decidimos entrar!!! Presentamos los vouchers de descuento y pagamos nuestros tickets.  Este 2×1 estuvo genial!!

Nos indicaron que debíamos ir por el ascensor a otro piso en donde esperaríamos para luego ingresar al lugar en donde se llevaría a cabo el show… Salimos del ascensor y ups!!! el lugar ya nos adelantaba algo de lo que vendría después… 

Allí esperamos un buen rato, nos preguntaron sobre la bebida que queríamos tomar durante la cena, registraron nuestro pedido y nos ofrecieron tomar algo mientras esperábamos pero, obviamente, esa bebida no estaba dentro del valor del ticket que habíamos pagado.

La espera estuvo genial y para mi fue lo mejor de este programa, porque sobre la mesa me encontré con un mini-robot que me hubiera encantado traerme a mi casa!!!! Aquí se los presento:

Luego de este lindo momento que viví con mi nuevo amigo el pequeño dinosaurio robot y habiéndome convertido por unos minutos en niña nos invitaron a trasladarnos a otro lugar e ingresamos al salón en donde se llevaría a cabo el show. Nos acompañaron hasta nuestros asientos, que por cierto fue una muy buena ubicación la que tuvimos.  El lugar para sentarnos tenía forma de gradas…con una pequeña mesita delante de la silla. Antes de que comenzara el espectáculo,  y a medida que la gente llegaba colocaban sobre esa mesita el Bentō con la cena y para tomar una botellita pequeña con té !!!

Si te interesa la historia de este tipo de comida te invito a que la leas aquí.

image

Esta “cena” era más que nada un “tentempié” pero eso no nos importó… estábamos por ver algo que habíamos querido conocer desde hace tiempo.

Todas las gradas se fueron ocupando y entonces… se apagó la luz y empezó el show!!!

La música fuerte, bien estridente… luces a full … chicas ligeras de ropas y muy maquilladas y seudos robots por donde mirabas!!!

Te invito a que veas una de las primeras partes del show…

Si mirás bien en el video… notarás que no solo había extranjeros, había muchos japoneses!!

Seguía sorprendida por lo que estaba viendo…y, tal vez, un poco mareada por tanto ruido. Hasta que me relajé y comencé a pensar que estar ahí era una de las cosas más raras que había hecho en mi vida… Quienes me conocen y me vieran agitando la lámpara de luz no lo podrían creer!!! Y empecé a reírme pensando que cosas así las hacés una vez en la vida!!! Y entendí a aquellos que en sus comentarios sobre el lugar decían: “si vas a Tokio esto lo tenés que ver“…

A los japoneses les tengo admiración y descubrí que en algunas cosas son como niños, la manera de reírse, los temas que eligen para divertirse, por los animé… y algo que me llamó siempre la atención son sus carteles de prevención que colocan, por ejemplo, para alertar por peligros en una obra de construcción. Todos son simples dibujos aniñados!!! y gracias a eso todos podemos interpretarlos… comparto ahora algunos con vos para que veas ahora, porque estas son las pequeñas cosas que me ayudó a conocerlos. Luego sigo contándote del Robot Restaurante …

Bueno… continúo con el relato …  Siguió la música… siguió la luz…  baile, canto… show!

Y al cierre del show, para mi, apareció lo mejor…unos muñecos gigantes en forma de robots que me encantaron!!!

image (4)

Y así … colorín colorado este cuento de nuestra experiencia en el Robot Restaurante de Tokio a terminado…

No sé si recomendarte que vayas o no a conocerlo… yo solo quise mostrarte lo que vi. Porque por más que leas, que averigües, que estudies…, como hicimos nosotros antes de ir…, no hay nada mejor que vivir uno mismo este tipo de experiencias!!!

image (6)

Eso sí… vayámonos pronto… porque sigue el show!!! 

Yo solo puedo decirte que fue la experiencia más freaky que viví en Japón y que no me arrepiento de haber estado allí!!! 

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/2015/07/31/en-tokio-algo-freaky-para-hacer-robot-restaurante/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS