Cuando estuvimos en la bella ciudad de Madrid (España), uno de los primeros lugares a los que quisimos ir a comer fue al Restaurante Botín, el más antiguo del mundo. Como a nosotros nos encanta conocer restaurantes de todo tipo,