Planetario Galileo Galilei

El Planetario Galileo Galilei, Buenos Aires.

Es la primera vez que Alfredo termina su visita a un lugar, enojado. Salió decidido a contar nuestra experiencia en el Planetario Galileo Galilei de la Ciudad de Buenos Aires. Lo que compartimos aquí fue, en su origen, una simple carta que iba dirigida al  Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pero nos pareció mucho mejor compartir lo escrito a través de nuestro Blog. Planetario Era un lindo y soleado día cuando visitamos el Planetario. El edificio del Planetario Galileo Galilei es pintoresco, posee 5 pisos y se asemeja a un gran plato volador. Su cúpula posee 20 metros de diámetro. Y no pasa desapercibido. Está ubicado, exactamente, en la intersección de la Avenida General Sarmiento y Belisario Roldán formando parte del paisaje del bello Parque Tres de Febrero, del barrio de Palermo, un lugar especial de nuestra ciudad de Buenos Aires.
Planetario Antes de que leas lo escrito por Alfredo vamos a contarte algo sobre el Planetario Galileo Galilei. Después podrás leer lo que escribió sobre este lugar, ¿te parece?

El Planetario Galileo Galilei tuvo su primera función el 13 de junio de 
1967Según se promociona en la página web del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires este lugar es el principal centro de “divulgación” de astronomía de la ciudad. Allí se detalla que su “Sala de Proyección” fue totalmente re-modelada y que es tan grande que ingresan 360 personas sentadas en butacas reclinables, que cuenta además con una cúpula de 20 metros de diámetro para reproducir alrededor de 8.900 estrellas, planetas y satélites del universo. Además menciona que cuenta con 6 proyectores Sky-skan con una resolución 8k por lo que su domo contiene 38 millones de píxeles.
Planetario Galileo Galilei Dicen que dentro del edificio del Planetario se guardan rocas y polvo lunar. Nosotros no lo hemos visto pero si pudimos ver a nuestro ingreso varios meteoritos en exhibición. Uno de esos meteoritos llamado “El Taco” se lo encontró en la provincia de Santiago del Estero (Argentina) en el año 1962 y el otro llamado “El Tonocote” fue hallado en la provincia del Chaco (Argentina) en el año 1931. Ambos meteoritos están conformados por hierro y niquel  que cayeron del cielo a nuestra tierra, increíble!!! 
También en el Planetario hay una “Cápsula del Tiempo” realizada con motivo del Bicentenario de Argentina. La Cápsula del Tiempo es un receptáculo, totalmente hermético, de Titanio de 2,10 metros por 17 cm. Participaron 80.000 argentinos para llenarla aportando documentos y material genético para ser vistos cuando se abra el 25 de mayo de 2210. 
Planetario Galileo GalileiUno de los momentos divertidos que tuvimos en nuestra visita al Planetario fue cuando vimos al robot interactivo llamado “Galibot” que responde algunas preguntas puestas en una pantalla que los visitantes deben apretar para luego escuchar la respuesta. Compartimos este video para que lo puedas ver…

A pesar que “Galibot”es simpático nos pareció bastante pobre, más después de haber visto robots increíbles en U.S.A. como, por ejemplo, en la última visita a Las Vegas (USA) en el CES 2018 (“Consumer Electronic Show”) Si ingresás a nuestro Relato Viajero sabrás de lo que te estamos hablando …Mejor no los distraemos más y compartimos el Relato Viajero “especial” escrito en puro idioma “Alfrediano”: 

“Yo, Alfredo, quiero contarte sobre este lugar que visitamos en la Ciudad de Buenos Aires. Pero antes de comenzar me parece importante que sepas que gracias a Dios tuve la suerte de haber viajado mucho por el mundo y que lo sigo haciendo tanto por trabajo como por placer, por lo tanto pienso que me siento habilitado para hacer una comparativa de mi Ciudad de Buenos Aires con otras ciudades del mundo. Mi conclusión es que Buenos Aires es una muy linda ciudad, la amo y estoy agradecido de vivir en ella. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha realizado muchas obras de mejoras durante estos últimos años y en muchos casos lo ha hecho muy bien.  

Poseo edad suficiente como para haber visitado el Planetario varias veces durante mi vida, la primera vez fue durante mi pasaje por la escuela primaria. Luego, de adulto, lo he visitado en otras oportunidades antes que se cierre por refacciones.

He visitado varios planetarios y museos de ciencia interactivos en el mundo. 

Con Lilián teníamos muchas ganas de regresar a visitarlo para ver las renovaciones que se le habían efectuado. Debido a nuestro trabajo, solo podíamos ir durante los fines de semana pero por una razón u otra siempre íbamos postergando esta visita hasta que finalmente un fin de semana pudimos ir.Debido a la publicidad que el Gobierno de la Ciudad hizo sobre el Planetario luego de su remodelación o por lo que muestra la misma página web del Planetario Galileo Galilei, debo confesar que tenía un nivel de expectativa un poco alto.

Soy Ingeniero en Electrónica y apasionado de la carrera espacial, si bien no soy un experto en el tema, me interesa mucho desde siempre y por ese motivo he realizado en mi vida tres visitas a la NASA. El tema me apasiona sobremanera aunque no, la astronomía.

Ahora sí, comienzo con el Relato sobre la experiencia que vivimos en esta visita al Planetario.

Llegamos por fin al famoso y refaccionado Planetario Galileo Galilei y me encontré con algunos detalles que no puedo dejar de mencionarles.Por un lado, la organización brindada para poder ingresar al Planetario Galileo Galilei me pareció nula, no eficiente y menos, eficaz. Dejó mucho que desear. Bajo el sol y con 34 grados, nos encontramos con un montón de personas que no sabían que había que hacer para ingresar al Planetario. Los visitantes, unos a otros nos preguntábamos y nos respondíamos a base de suposiciones. Gracias a esto muchos nos enterábamos que había una fila para sacar las entradas, otra para el Museo y otra para visitar el Domo. Había una entrada diferente para cada sector y con dos programas en horarios distintos. Saber cómo comenzar la visita, un tema básico, no está informado en ningún lugar. Debo sacar 2 entradas o una incluye todo? Yo lo había visto en la web pero no está del todo claro!

Quizás unas pantallas de plasma en el exterior serían suficientes como para informar este detalle. Pero había 3 ó 4 empleados del Planetario en la entrada, sentadas sobre banquetas altas respondían las preguntas de la gente una por una, por ejemplo, “qué hay que hacer para ingresar”. En ningún momento se informa si hay o no entradas disponibles tanto para el Museo como para el Domo (ya que hay varios turnos) hasta que llegas a la ventanilla después de haber pasado por una larga espera. Sería sencillo si esta información se viera reflejada en una cartelera. Sin embargo la “noticia” se da a “viva voz” por medio de un empleado que sale y grita a lo largo de la fila, afuera, bajo el rayo del sol o de la lluvia, las estradas y los turnos que están agotados. Eso sí, hay que tener la suerte de estar justo allí cuando el empleado pasa gritando esta información.

Nosotros sacamos entradas para el Museo y otras para el Domo, cuestan $50 y $120 respectivamente por persona. La fila se hace interminable afuera del edifico y esto tenía una explicación, en ese momento, solo había una caja habilitada. El trámite es muy largo (a mi entender), parece que uno sacara un pasaje transcontinental y atención cuando fuimos: NO SE PUDO PAGAR CON TARJETA de CRÉDITO ni de DÉBITO!!!!  Solo se pudo abonar en efectivo, como se hacía desde que se inauguró el Planetario hace 50 años. Pero ojo! eso también lo descubrís en la ventanilla de venta de entradas.  Y al día de hoy las entradas al Museo las tenés que sacar solo por ventanilla, olvidate de hacerlo por la web…
Obviamente en el Planetario, como en cualquier dependencia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hay decenas de empleados pululando por allí adentro pero en cambio había UNA (1) sola caja habilitada. Sin embargo, hay en la puerta TRES (3) empleados que nos indican durante el recorrido de la fila, cuando podíamos pasar a sacar las entradas como si esto fuera Disneylandia.

Nosotros, debido a la disponibilidad de ese momento, sacamos para el Domo a las 16.30 hs. y para ingresar al Museo a las 18.00 hs. Sin embargo en la función del Domo vimos muchos lugares vacíos y nos llamó la atención ya que ese turno había sido indicado como “agotado”.
Planetario Galileo GalileiSegún la publicidad y gracias a las reformas, el Domo está equipado con un nuevo sistema de proyección de imagen y de sonido de muy alta calidad. Pero para mi sorpresa la calidad de la imagen no deslumbra y el sonido era muy pobre. Dentro de la Sala del Domo hay dos momentos, al principio una señorita da la bienvenida con un micrófono inalámbrico y relata parte del espectáculo. El sonido es tan pobre como el que escuchabas en un cine de barrio de hace 40 años atrás. Solo se perciben frecuencias medias y bajas, suena como en una “caja de zapatos” pero grande. Luego, la otra instancia es cuando se inicia la proyección de un video de “National Geographic”, el sonido de este es inteligible de sobremanera, no hay frecuencias agudas y el nivel de resonancia es tan alto que mucho de lo que se relata no se entiende. Además la proyección NO está preparada para un Domo, de hecho el  50% de los  presentes lo ven normalmente y el resto lo ve invertido porque está hecho para proyectar en una pantalla plana y no en un Domo semi-esférico.

Como este show dura unos 40 minutos y hay que evacuar la sala, todos tenemos que salir al exterior a “cocinarnos” o “bañarnos” o “helarnos” (según el clima) nuevamente esperando nuestro turno para la visita al Museo. Allí uno se puede entretener viendo los patos del lago o comprando un pancho o bebida a precio de confitería VIP en un carro sin electricidad y con refrigeración dudosa de los alimentos que vende a precios altísimos y que no recomiendo consumir… por seguridad.

Luego viene la visita al Museo. Para eso otra vez hay que hacer la fila al sol (en este caso) para poder ingresar a la hora indicada.

Esta es la parte más vergonzosa de la visita. Aquí realmente no puedo entender porque se cobra el ingreso a un lugar que no tiene nada de Museo. Hay solo pantallas interactivas para ver información, nada que no se pueda ver por Internet, inclusive, desde cualquier celular. Hay tres “simuladores”, uno que “reproduce” un viaje a Marte y otros dos con idéntico programa que, supuestamente, cuentan la historia del Universo. En el primero hay que colocarse unas gafas con auriculares que vienen ya “adobadas” con la transpiración de todos los que pasaron por allí desde que se inauguró el nuevo Planetario y en el segundo (o tercero, indistintamente), sin gafas por suerte, hay que soportar unos 60 grados de temperatura en su interior y la única satisfacción que uno recibe, es cuando termina el “entretenimiento” y se abre la puerta para salir a  tomar aire y respirar.

Planetario Galileo GalileiEntiendo que se ha hecho una remodelación, se ha gastado dinero, se han instalado baterías de leds en el exterior que forman imágenes y texto y por eso quizás hay urgencia para recuperar el costo de esta movida pero es vergonzoso cobrar dos entradas para ver lo que se ve.  

El Museo NO TIENE NADA DE MUSEO, no muestra nada en absoluto. Debería ser completamente gratuito.  Y el DOMO deja mucho que desear, no es lo que se promocionó. Diría que es muy básico.

Mi Conclusión: quedé muy defraudado con la visita al Nuevo Planetario Galileo Galilei, para mi fue una verdadera pena. Me generó tristeza. Por eso quise dar mi opinión a quien esté pensando conocerlo.

Mi Recomendación: es que no vayas. Pero como siempre digo, uno tiene que vivir sus propias experiencias por eso, si vas, te pido por favor que me hagas llegar tu opinión sobre este lugar. Muchas Gracias.”

Este texto escrito de puño y letra por Alfredo refleja el pensamiento y la sensación que vivió el team “Lilián Viajera” cuando visitamos el Planetario Galileo Galilei de la Ciudad de Buenos Aires. Solo esperamos que te sea útil nuestro comentario.  Amamos a nuestra ciudad y queremos que todo en ella sea perfecto, es mucho pedir?

Ubicación del Planetario Galileo Galilei
de la Ciudad de Buenos Aires

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/argentina/planetario-buenos-aires/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS

Anterior

Museo Marie Curie en Varsovia

Siguiente

El Bote Cesta o Thung Chai, Vietnam

3 Comentarios

  1. Juana

    Es bueno saber de primera mano la opinión de los porteños con respecto a sus lugares.
    Gracias por la franqueza.
    Saludos desde Madrid.
    Juana

  2. Teresa

    He quedado muy sorprendida con todo lo que vivieron en su visita al Planetario, que por cierto, tiene una arquitectura impresionante.
    Realmente es una pena que algo así suceda en Buenos Aires o en cualquier ciudad del mundo. Gracias a Dios existen personas como ustedes capaces de disfrutar cada lugar que visitan, pero al mismo tiempo también valoran lo que viven y nos permiten a otros estar informados. Muchas gracias por su sinceridad y confío que el gobierno tome sus medidas en vistas de hacer del Planetario un lugar magico e inolvidable.

    • Esperemos que así sea Teresa!
      Que el Gobierno de la Ciudad mejore lo que tenga que mejorar para que este lugar sea magnífico!
      Nosotros amamos a nuestra ciudad y queremos verla perfecta!
      Saludos Viajeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Leer entrada anterior
Museo Marie Curie en Varsovia

Seguramente sabés que Marie Curie (Madame Curie) fue una científica polaca (nacionalizada francesa) que obtuvo el reconocimiento del mundo entero...

Cerrar