En uno de mis anteriores “Relatos Viajeros” te comenté sobre los lugares impresionantemente bellos que podés encontrar en Jordania, esa gran y bella desconocida…

Hoy quiero centrarme en el que todos consideran el lugar más importante de Jordania, “La Joya de la Corona” de este país: PETRA.

    PETRA (en árabe, البتراء al-Batrā´) es uno de los lugares de nuestro mundo que forma parte de la honorable lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el día 6 de diciembre de 1985.

Pero, antes de llegar a Petra hay un lugar que es especial, que no todo el mundo conoce y que te quiero llevar.  A casi 15 kms. de la conocida Petra, existe otra Petra mucho más pequeña, su nombre original es AL BEIDHA. Antiguamente era refugio a las caravanas de nabateos que iban a Petra. Los árabes nabateos eran una tribu nómada afianzados en la zona. Little Petra, que así se la conoce, está escondida en medio de una montaña y es la antesala perfecta que te prepara para conocer a la Gran Petra. Verás varios monumentos, tumbas nabateas talladas en la roca, un desfiladero pequeño. Todo parece como detenido en el tiempo, tal vez podrás considerarlo un poco abandonado pero con tan solo imaginar que allí transcurrió una parte importante de la vida de los nabateos, ¡te emocionarás! El lugar tiene un plus respecto de Petra y es que aún conserva una soledad que invade, una quietud que te apabulla y que no puedo transmitirte con palabras.

Ahora sí,  nos vamos para PETRA.

En la Antigüedad Petra fue un importante punto de encuentro para las caravanas comerciales que circulaban entre el Próximo Oriente y Occidente, formaba parte de la llamada “ruta de la seda”. Pero cuando la vemos, cuando estamos allí, nos olvidamos de su importancia histórica, una razón que la tendría que hacer más bella de lo que es. Esta ciudad fue fundada por los edomitas en el siglo VII a.C., luego allí se asentaron los nabateos. Está ubicada en el Valle de la Aravá, que se extiende desde el Mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba.

Petra, definitivamente, es una obra de arte al aire libre. Es una ciudad completamente esculpida en la roca de color rosado, está en medio del desierto entre montañas y desfiladeros. Por esa razón también se la conoce como “La Ciudad Rosa del Desierto”.

Petra es uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo. Y si hoy conocemos Petra fue gracias al gran viajero, arqueólogo, y dicen que “espía”, suizo Johann Ludwig Burckhardt (1784-1817) que fue el primer occidental que logró ingresar a Petra durante el mes de agosto del año 1812. Lo hizo disfrazado de árabe, haciéndose llamar Sheikh Ibrahim. Un detalle importante: hablaba muy bien árabe. Pero su descubrimiento solo fue revelado 5 años después de su muerte, salió a la luz en el libro “Travels in Syria and the Holy Land” que fue publicado en el año 1823.

Por fin ingresemos a este gran lugar. Vamos a caminar por el Siq, el estrecho desfiladero de Petra para llegar hasta las ruinas.

Haremos una caminata de, aproximadamente, 1,2 km. de largo, zigzagueante, para desembocar, por fin, frente a la ruina más conocida de esta “Ciudad Rosa del Desierto”, llamada el Al Khazneh (“el Tesoro”). Si no podés caminar existe la opción de hacerlo también en unos carros… Mi recomendación es que lo hagas despacio pero a pié porque mientras lo hacés podrás disfrutar de imágenes que quedarán guardadas dentro de tu memoria.

Hay que prestar atención mientras vas andando por el desfiladero, mirando todo lo que está a nuestro alrededor. Verás esculturas, altares, redes de canales muy pequeños que llevaban agua hacia las zonas más bajas del complejo y gracias a ello lograron proveerse de agua. Esto último es algo que si lo pensás bien, teniendo en cuenta la época en que lo hicieron, deberás reconocer que es una genialidad porque para este lugar el agua era verdaderamente un tesoro!

¡¡Y por fin llegamos … !! Me sentí emocionada, confieso que tenía una alegría inmensa. ¡Estaba feliz!

Aquí comparto el video del momento en ingresé por primera vez a este genial lugar.

Notarás, si prestás atención, que no son fachadas construidas, sino que ellas han sido esculpidas directamente en la piedra. No sé porqué pero esto me recordó al templo egipcio sobre el que te conté en el Relato Viajero “Vamos, te invito a Abu Simbel en Egipto“.

Estábamos parados frente al monumento más conocido y renombrado de toda Petra, el Al-Khazneh (“El Tesoro”) una tumba o templo real del Siglo I, cuya altura es de 43 metros de largo y 28 metros de ancho, medidas que lo hacen imponente. Tan imponente fue ante mi vista que mientras admiraba semejante estructura no dejé de preguntarte ¿cómo habrán hecho para poder tallar semejante construcción de manera tan perfecta?

Un dato curioso de este lugar. En el año 2003 se descubrió que, delante de “El Tesoro” un subsuelo, un piso inferior a más o menos unos 6 metros de profundidad, que forma parte de la “Ciudad Rosa del Desierto” que aún se encuentra bajo los sedimentos… y que, según nuestro guía, parece que allí habría más tumbas reales! Increíble, no?

Mientras caminamos por aquí hubo un dato que nos brindó nuestro guía y la hizo más fantástica aún, enterarnos que esta ciudad funcionaba como un lugar cultural, un santuario religioso y político hace varios siglos atrás, le otorgaba mucha magia. Cerré los ojos y me imaginé que estaba viajando en el túnel del tiempo…

De este lugar me he llevado un recuerdo que aquí te quiero mostrar. Después de haber visto tantos camellos aquí en Petra, en mi casa decidí que no podía faltar uno de ellos. Además, quien me lo vendió fue un ser tan simpático y agradable que quedará por siempre en mi recuerdo cada vez que vea mi souvenir.

Andando entre las ruinas, disfrutando del lugar, nos encontramos con muchos vendedores, que esperan al turista con mucha ansiedad. Pero también hemos visto muchos chicos, en medio de este desierto, vendiendo simplemente piedras… Por esta razón se me estrujó el alma y quedó lamentando mi corazón.

Y con el alma adolorida… seguí caminando.

Subimos hasta lugares que no están en la ruta conocida de la “Ciudad Rosa del Desierto”, seguíamos nuestro instinto para obtener una mejor vista de esta ciudad, ¡queríamos descubrirla!

Comparto una pequeña selección de algunos de los lugares que allí pudimos ver, dale click a las fotos y las podrás ampliar.  ¡Todo nos sorprendía, todo nos deslumbraba!    Sentíamos que era un regalo estar ahí…

Al Monasterio (Al Dir), lamentablemente, no hemos podido subir porque nuestros pies ya nos pedían piedad… se habían empezado a quejar. Eran tan solo 900 escalones los que debíamos subir pero preferimos no hacerlo para no malograr el resto de nuestro viaje. A pesar de esto estábamos felices. No queríamos batir ningún récord… ¡solo queríamos disfrutar!

Y llegaba la hora del retorno, nos teníamos que ir, debíamos dejar esta “Ciudad Rosa del Desierto”.  Pero antes sabíamos que pasaríamos por última vez frente al gran monumento de Petra, frente al Tesoro. Grande fue nuestra sorpresa porque lo vimos de otro color, el sol ya estaba ocultándose dando otro tinte a sus paredes.

Cuando llegué abracé sus columnas y les pedí que sigan manteniéndose en pié porque ellas son parte de la historia de nuestro mundo…

Antes de terminar este Relato Viajero quiero brindarte pequeñas recomendaciones, algunos datos curiosos… y regalarte una Mini-Guía de Jordania.

Mis recomendaciones:

* Para caminar por allí llevá zapatos cómodos, y medias. Hay mucha tierra, piedras y polvo.

* Utilizá protector solar.

* Cargá en tu mochila una botella de agua.

* Si vas temprano ponete algo de abrigo para utilizar por la mañana.

* Lleva una gorra para protegerte del sol.

* Si necesitás comer entre horas… cargá en tu mochila un pequeño “tentempié”.

* Y esto que te digo ahora es más que importante: ¡Tomate tu tiempo para recorrer Petra!. Que nada te apure, ni vos mismo.


Datos Curiosos

* En mayo de 2005, la “Ciudad Rosa del Desierto” de Petra se hermana con la de Machu Picchu, en el Perú.

* Desde 1993 esta Ciudad y sus alrededores son catalogados como Parque Nacional Arqueológico de Jordania. O sea, es un área protegida dentro del país.

* El edificio de “El Tesoro” fue utilizado como escenario en la película “Indiana Jones y la última cruzada”, pero su interior no es el que se ve en la película. Adentro no hay nada y es muy pequeño.

* Dicen que en esta ciudad llegaron a vivir alrededor de 20.000 a 30.000 personas.

* El nombre en arameo de Petra era RQM, que se lee como REQUEM o REQUAM.

* Petra significa “piedra” en griego.

 Mi Regalo

Quiero que regalarte una Mini-Guía de Jordania, el archivo está en PDF, la podés bajar fácilmente. Llevala con vos cuando vayas para este especial y magnífico país. Y ojalá que cuando estés allí te acuerdes de este Relato Viajero.

Plus, un dato interesante que merece ser resaltado:

El día 7 de julio del año 2007 “La Ciudad Rosa del Desierto” Petra, pasó a formar parte de “Las Nuevas Maravillas del Mundo Moderno”.

Considero que bien merecido está este honor.

Ahora sí, llegó el momento de la partida, el momento de recorrer a contramano el Siq, de volver a la realidad.

Hoy, al escribir este Relato Viajero pude volver a revivir este Gran sueño que pude cumplir!   Por eso, quiero darte mis Gracias, porque mientras te lo contaba ¡recordé!

Datos del Lugar: Petora, Jordan, Petra/Wadi Musa, Jordania, teléfono: 06-569-6151

Ubicación: Si vas en auto desde la ciudad de Amman tardarás en llegar más o menos 3 horas.

Coordenadas: 30°19′44″N 35°26′25″E

Página Web: http://www.visitpetra.jo/

                                     Anímate y dejame tu comentario, ¡gracias!

Si te gustó este Relato Viajero, compartilo con tus amigos...
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://lilianviajera.com/2016/01/09/petra-en-jordania-la-joya-de-la-corona/
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram
RSS